El ayuno de Daniel se ha convertido en un movimiento global, miles de cristianos en todo el mundo lo hacen durante el mes de Enero.

Muchas personas hoy en día desean realizar algún tipo de ayuno para mejorar su dieta alimenticia, para mejorar su salud y bajar de peso. Sin embargo este ayuno bíblico NO tiene como objetivo mejorar nuestro cuerpo (aunque también es útil para eso) sino acercarnos a Dios y crecer espiritualmente.

Tres son los objetivos más importantes: Orar por crecimiento espiritual personal; Orar por la familia; y finalmente Orar por un crecimiento espiritual de la iglesia así como los proyectos de la congregación.

EL ENFOQUE PARA EL 2024
Movilización.
2024 año de movilización

Anticipamos un año en donde veremos a discípulos, matrimonios y familias movilizándose hacia el cumplimiento del propósito de Dios en sus vidas. Toda la iglesia movilizada viviendo bajo el señorío de Cristo y sirviendo con sus dones para que Su propósito se manifieste en este año en cada lugar de influencia de la comunidad de fe.

AYUNO DE DANIEL 2024
Dedicación: Domingo 7 de Enero
Entrega: Domingo 28 de Enero. Celebración de proclamación

OREMOS POR:

  • Una movilización personal, a nivel de matrimonios y familias;  Rechazamos la apatía y la parálisis espiritual, por eso oramos durante este año a que cada discípulo de Cristo se movilice trayendo el reino de Dios en su entorno diario.
    Entonces salieron, e iban por las aldeas anunciando el evangelio y sanando por todas partes. Lucas 9:6
  • Una movilización de toda la congregación; nuevas casas de paz, nuevos discípulos, nuevas misiones, nuevas comunidades de fe. Cada miembro de la congregación movilizada sirviendo al Señor con sus dones, recursos, tiempo.
    Y la palabra de Dios crecía, y el número de los discípulos se multiplicaba en gran manera en Jerusalén, y muchos de los sacerdotes obedecían a la fe. Hechos 6:7

DINÁMICAS DURANTE EL AYUNO

Proponemos hacer oraciones al empezar el día, al medio día y a la noche. Por medio de las redes sociales se podría tomar una hora de cada día para:
1. Breve Reflexión bíblica Hechos 20:24 y otros pasajes similares (5′ a 10′);
2. Oraciones por grupos afines, por ejemplo los Lunes estaremos orando los pastores, los martes podrían dirigir la oración el equipo de intercesión, los miércoles, los de la alabanza, y así sucesivamente.

Los demás tiempos de oración de lo que resta del día ya se podría hacer de forma individual en los horarios de cada persona o familia.

Los lunes 8, 15 y 22 nos reuniremos los pastores a las 6:00am vía zoom. Coordinan los pastores de Monterrey.. 6am hora de Monterrey y el centro de méxico.
Será transmitirá por facebook-live. El que quiera unirse será bienvenido, y los pastores que quieran organizar su propio «live» adelante, lo importante aquí es que estemos orando todos en esos horarios. Atención con los usos horarios.

El Ayuno de Daniel: Los Lineamientos

El ayuno será durante las 24 horas de cada día, durante 21 días.
NO es ayuno durante el día y luego a la noche se come.  Tampoco es un ayuno de «lo que usted desee ayunar hermano/a«, NO.  Sugerimos que el ayuno sea lo más estricto posible. Claro está que hay que considerar a los hermano/as que están bajo medicamentos o cuidados especiales.

Los lineamientos básicos incluyen comer:

• Frutas, nueces
• vegetales
• beber sólo agua (para eliminar toxinas). Pueden incluirse jugos de frutas naturales si no contienen conservantes, azúcares, etc., pero incluso esos jugos o aguas deben estar muy limitados. El Café y la CocaCola NO están permitidos. Alguien una vez me preguntó ¿y si es cocacola Light se vale?  no, tampoco.

Eliminar todo aquello que «nos gusta mucho», la idea es someter la carne al espíritu y enseñar al «señor estómago» que el que manda es el Espíritu que habita en nosotros. Por ejemplo, a mi me gusta mucho el café. Son granos naturales, se podría decir que «se vale», pero como me gusta mucho, prefiero NO tomar café por 21 días con el fin de someter la carne.

Este tipo de Ayuno debe eliminar todas las carnes, los dulces, las comidas chatarras tipo ‘sabritas’ o cheetos, el pan, y las comidas que tengan conservantes. Los panes contienen levadura, polvo de hornear etcétera; ésos son agentes leudantes y deben evitarse. La levadura es simbólica del pecado en ciertas escrituras (1ra de Corintios 5:6-8).

Con estas cosas enumeradas, se concluye que cualquier alimento que contenga aditivos artificiales, sustancias químicas, o que haya sido procesado, debe evitarse completamente durante el ayuno. Las frutas, los granos, semillas y los vegetales son la base del Ayuno de Daniel y pueden ser preparados aceptablemente en una variedad de maneras. -Busquemos en la congregación gente que sabe de cocina y nos pueda recetar o compartir algunos platillos ricos como arroz, frijoles (sin manteca o grasa) con plátanos fritos, etc., etc..

Este tipo de Ayuno es una poderosa disciplina espiritual. Al asociar el ayuno y la oración, uno puede abrirse al Espíritu Santo. Teniendo un deseo sincero de buscar a Dios, usted puede acercarse a Él con un corazón contrito y arrepentido, y Él le ministrará de una manera poderosa. El asombroso poder de Dios es transformador y usted conocerá que con Dios, todas las cosas son posibles.

Es importante notar que la Biblia no ordena en ninguna parte que los creyentes hagan este tipo de ayuno. Como resultado, es un asunto de libertad cristiana hacer el ayuno. Al mismo tiempo, la Biblia presenta el ayuno como algo bueno, provechoso, y beneficioso. El libro de los Hechos registra a creyentes ayunando antes de tomar decisiones importantes (Hechos 13:2; 14:23). El ayuno y la oración a menudo están entrelazados (Lucas 2:37; 5:33).

En estos 21 días dedique más tiempo de oración y estudio de la Biblia que lo acostumbrado y verá que el resto del año cosechará grandes frutos espirituales.

«Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento» (Joel 2:12)